. Este fenómeno también se conoce como epífora y puede ser algo puntual o llegar a convertirse en algo crónico.

Los ojos son una de las partes de nuestro cuerpo más expuestas a las inclemencias climáticas. Por ello, una causa muy frecuente de motivo de consulta llegada la epoca más fría del año es el lagrimeo constante que ocurre cuando tenemos una exposición prolongada al frío.

Lo cierto es que llorar cuando hace frío es un mecanismo fisiológico de nuestro cuerpo para proteger, en este caso, al globo ocular. La superficie del mismo tiende a secarse, y el acto reflejo del organismo no es otro que mandar señales a las glándulas lacrimales para que actúen recubriéndolo, creando así una película que lo mantiene en mejores condiciones. Es por esto que las personas que usan lentes tienden a sufrir menos de ojos llorosos en invierno, porque actúan como protectoras ante el viento y otras pequeñas partículas.

Sin embargo, puede darse la situación de que los ojos lagrimeen de manera constante, incluso cuando las temperaturas son algo más elevadas. En este caso, hablamos de epífora (nombre técnico de la patología) y conviene acudir a un especialista para detectar la raíz del problema. Podría tratarse, por ejemplo, de una obstrucción del lagrimal, o podría ser necesaria una pequeña intervención quirúrgica. Además, la epífora suele desencadenar reiterados problemas de conjuntivitis, causados por el contacto constante del ojo con elementos como los pañuelos o las manos, aumentando el riesgo de infección.

En definitiva, cuando los ojos lagrimean con el frío y no hay ningún otro síntoma, puedes sentirte tranquilo. Pero si notas que la situación se prolonga demasiado u ocurre incluso cuando hace más calor, no dudes en pedir cita con tu oftalmólogo para descartar cualquier complicación y mantener la buena salud de tus ojos.

El Doctor González Costea acudió al programa Murcia en la Onda, dirigido por Julián Vigara para aclarar todas las dudas al respecto y explicar que es lo que ocurre en nuestros ojos cuando lloran por el frío.

A continuación podéis escuchar el audio del programa.

 

© 2016 Clínica González Costea.

Pide Cita

Nombre (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Teléfono (requerido)

Mensaje