¿Padeces hipermetropía y estás buscando una clínica oftalmológica en Murcia que te ofrezca un servicio adecuado a tus necesidades?

En la Clínica González Costea contamos con un equipo profesional con muchos años de experiencia en el sector que se encargará de asesorarte personalmente sobre las opciones de las que dispones a la hora de realizarte una operación de hipermetropía.

¿Necesitas confianza? En nuestro centro apostamos por una total transparencia en todos los tratamientos e intervenciones con los que contamos, servicios que se mantienen en continua renovación y mejora con la intención de garantizar a cada uno de nuestros pacientes una solución de calidad para la salud de sus ojos.

Y si aún tienes dudas, no te preocupes.

Ponte en manos de los mejores profesionales con la Clínica González Costea, estaremos encantados de resolver todas tus inquietudes en una primera consulta totalmente gratuita.

¿Qué es la hipermetropía? Definición.

La hipermetropía es un tipo de problema visual refractivo producido por un defecto del cristalino que origina un error de enfoque. Un cristalino normal se encargaría de formar las imágenes sobre la retina y no tras esta, como sucede con los hipermétropes, evitando la borrosidad de las figuras que se nos presentan cercanas.

Este tipo de variación suele ser muy común en nuestros primeros años de vida por la falta de desarrollo ocular, llegando a presentarse en el 70% de los niños recién nacidos. Poco a poco, la hipermetropía suele ir disminuyendo e incluso desapareciendo por completo en la mayoría de los casos.

Si la hipermetropía persiste aún en la adolescencia, es muy probable que este problema se mantenga el resto de nuestra vida, provocando cansancio ocular, visión borrosa, dolores de cabeza e incomodidad a la hora de fijar la vista en objetos cercanos y, en algunos casos, lejanos.

Para evitar que una hipermetropía alta en un niño desemboque en estrabismo o ambliopía (ojo vago) es necesario realizar revisiones periódicas en los niños de entre 3 y 7 años.

Hipermetropía: síntomas

Como hemos introducido, lo más común en la hipermetropía es su aparición en la infancia, siendo muy normal que los niños ni si quiera muestren síntomas de ella. Esto, dificulta la tarea de realizar un seguimiento de los más pequeños, pudiendo producir problemas escolares si no es tratada a tiempo.

De este modo, se vuelve especialmente importante prestar atención a los síntomas de la hipermetropía que pudieran darnos una idea u orientación sobre el estado refractivo de nuestro globo ocular.

Aunque puede presentarse de diferentes maneras en diferentes personas, los síntomas más comunes a día de hoy son:

  • La fatiga ocular
  • Dolor de cabeza (en la parte frontal)
  • Estrabismo
  • Enrojecimiento ocular
  • Visión borrosa
  • Problemas escolares
  • Separación excesiva en la lectura

Si padeces una o más de estas dolencias, contacta con nosotros. El Dr. González Costea tratará de asesorarte para que consigas un tratamiento adaptado a ti en todos los sentidos.

¿Cómo se corrige la hipermetropía? La Cirugía Refractiva

En este momento, existen diferentes procedimientos que permiten paliar y curar la hipermetropía: lentes de contacto, gafas graduadas, lentes intraoculares, láseres de última generación… aunque sólo un oftalmólogo puede recomendarnos uno u otro, pues no todos están aconsejados para cualquier tipo de paciente.

Esta intervención posee la característica de poder ser realizada en tan sólo unos pocos minutos y no requiere de ingreso hospitalario por lo que es una operación con una pronta recuperación.

Si estás interesado en eliminar tu hipermetropía, pero aún no sabes qué tratamiento es adecuado para tu fisiología ocular, puedes solicitar una consulta gratuita en la Clínica González Costea. Nuestro equipo te asesorará en todas tus dudas.

¿En qué consiste la operación láser de hipermetropía?

La operación de hipermetropía mediante láser lleva en el mercado desde hace mucho tiempo, siendo las técnicas Lasik y Lasek las más utilizadas en los últimos años por sus excelentes resultados. En nuestro caso, apostamos por el Láser Excímer MEL 90 de Zeiss para llevarlas a cabo, el láser más moderno, seguro y preciso del mundo en la actualidad, una plataforma láser que se encarga de garantizar la perfecta satisfacción de todos nuestros pacientes.

Durante la cirugía láser para corregir la hipermetropía se emplea una anestesia tópica mediante un colirio, no se da pinchazos en el globo ocular y se talla y remodela el espesor del tejido de la córnea en función de las dioptrías que padezca el paciente, un procedimiento rápido e indoloro.

La cirugía refractiva láser contra la hipermetropía está indicada para personas mayores de 21 años con un nivel de dioptrías no muy alto y un espesor corneal que permita corregir de forma útil su defecto visual.

¿En qué consiste la cirugía refractiva contra la hipermetropía con lente intraocular?

La cirugía refractiva con lente intraocular es la más recomendada para aquellos pacientes que sufren hipermetropía, pero no cumplen con los requisitos para someterse a la cirugía láser ocular.

En los últimos años, las operaciones de hipermetropía a través de lente intraocular se han visto popularizadas por ofrecer unos efectos muy positivos para los pacientes. La intervención, que dura también unos pocos segundos y resulta mínimamente invasiva, emplea una lente intraocular fáquica para corregir los efectos de graduación, siendo muy importante la previa elección de esta por un oftalmólogo de confianza.

Es necesario que, a la hora de realizar este tipo de cirugía, se hayan llevado a cabo todos los estudios de graduación, forma y función de las estructuras oculares del paciente por parte de un profesional. Así, el Dr. González Costea se encarga de garantizar una solución de calidad, con garantías y adaptada a las necesidades de cada persona.

Si padeces hipermetropía y estás pensando en realizarte una operación refractiva láser o de lente intraocular, contacta con nosotros y te asesoraremos minuciosamente en todas tus dudas.