Revisiones Oftalmológicas

Cuando hablamos de la salud ocular, es importante recordar que “ver bien” no asegura el correcto funcionamiento de nuestros ojos. De hecho, muchas enfermedades sólo son detectables en fases muy avanzadas, siendo, en ocasiones, difíciles de tratar por no haberlas diagnosticado a tiempo.

Las revisiones oftalmológicas periódicas son la medida más adecuada para preservar la salud ocular.

Cualquier molestia o alteración ocular debe ser consultada con un médico, desde alteraciones de la visión a picor, dolor, fotofobia, conjuntivitis, alergias oculares… En caso de no presentar mejoría, el paciente debería ser valorado por un oftalmólogo, el único profesional sanitario capacitado para diagnosticar y tratar las enfermedades oculares y sus complicaciones.

Si crees que puedes padecer alguna dolencia de este tipo, puedes ponerte en contacto con nuestros profesionales para solicitar una primera consulta gratuita en la clínica. El doctor Costea estará encantado de estudiar tu caso y ofrecerte las mejores soluciones para el cuidado de tus ojos.