Revisiones Oftalmológicas

Cuando hablamos de la salud ocular, es importante recordar que “ver bien” no asegura el correcto funcionamiento de nuestros ojos. De hecho, muchas enfermedades sólo son detectables en fases muy avanzadas, siendo, en ocasiones, difíciles de tratar por no haberlas diagnosticado a tiempo. Las revisiones oftalmológicas periódicas son la medida más adecuada para preservar la salud ocular.

Cualquier molestia o alteración ocular debe ser consultada con un médico, desde alteraciones de la visión a picor, dolor, fotofobia, conjuntivitis, alergias oculares… En caso de no presentar mejoría, el paciente debería ser valorado por un oftalmólogo, el único profesional sanitario capacitado para diagnosticar y tratar las enfermedades oculares y sus complicaciones.

Si crees que puedes padecer alguna de estas dolencias y estás buscando una clínica oftalmológica para realizarte una revisión oftalmológica en Murcia puedes contactar con nosotros en el formulario de esta página. Nuestro equipo estará encantado de responder todas tus dudas.

¿En qué consiste una revisión oftalmológica?

Una revisión oftalmológica consiste en una visita al oftalmólogo mediante la cual el personal de la clínica realiza una exploración de la salud ocular de un paciente de forma exhaustiva. Durante la revisión, se le consultará sobre su historial médico y familiar, estado de salud general, y sobre la existencia de enfermedades o molestias oculares a fin de determinar las pruebas necesarias a realizar.

Las revisiones oftalmológicas son especialmente importantes para anticipar y diagnosticar a tiempo posibles patologías o anomalías que puedan causar pérdidas irreversibles de visión e incluso ceguera. La frecuencia recomendada del examen visual depende de la edad del paciente y de la salud ocular del mismo, siendo recomendada cada 2 años hasta los 40 años de edad, y cada año después de los 40. En el caso de aquellas personas que usan gafas o lentillas, es recomendable realizarse una revisión anual sin importar su edad.

Pruebas comunes en las revisiones oftalmológicas

Durante una revisión ocular se pueden realizar una gran cantidad de pruebas en función de la salud ocular del paciente pero las más comunes son:

Agudeza visual

En la prueba de agudeza visual el paciente deberá leer una linea de letras o figuras presentes en una tabla que se coloca a diferentes distancias. De esta forma, el oftalmólogo puede determinar la cantidad de visión que el paciente tiene para percibir y enfocar de forma consciente los detalles en los objetos.

La agudeza visual ayuda a determinar errores refractivos comunes como la miopía, la hipermetropía, o el astigmatismo. En el caso de los pacientes que sufran este tipo de defectos refractivos, las revisiones oculares deberán ser más frecuentes a fin de ajustar la graduación de sus gafas o lentillas.

Medición del campo visual o campimetría

La prueba de medición del campo visual o campimetría trata de medir la visión lateral o periférica del paciente para diagnosticar síntomas de enfermedades presentes en el nervio óptico. Durante la prueba, el oftalmólogo indicará al paciente que enfoque uno o los dos ojos en un punto fijo, mirando directamente hacia unas luces colocadas delante de él y apretando un botón cada vez que las vea centellear. De este modo, evaluará la sensibilidad de la retina a los estímulos luminosos.

La prueba de campimetría permite identificar patologías tales como el glaucoma y ciertos problemas neurológicos como tumores cerebrales.

 Condición del párpado:

El examen de la condición del párpado consiste en una exploración del mismo y del sistema lagrimal con la intención de determinar la presencia de problemas oculares tales como las alteraciones de la motilidad palpebral, el exceso o la escasez en la secreción lagrimal y la evacuación de la misma o la lubricación deficiente de la superficie ocular.

Algunas enfermedades sistémicas como los procesos reumáticos y el hipotiroidismo pueden potenciar la aparición de este tipo de dolencias oculares.

Estudio de los músculos oculares

Uno de los exámenes más comunes en una revisión completa es el del estudio de los músculos oculares. Esta prueba determina las alteraciones de posición y la falta de paralelismo en los ojos, permitiendo al oftalmólogo diagnosticar adecuadamente problemas de coordinación y afecciones neurológicas. Además de esto, también ayuda a identificar la respuesta general de la pupila a la luz.

Examen oftalmoscópico

El estudio oftalmoscópico se centra en examinar la condición de la retina y el fondo del ojo a través de la pupila. Frecuentemente, se emplean gotas para dilatarla y ayudar a la exploración.

El examen oftalmoscópico es especialmente importante gracias a su capacidad de identificar enfermedades como la hipertensión sanguinia, alteraciones renales, leucemias o diabetes.

Exploración con lámpara de hendidura

Durante la exploración con lámpara de hendidura se le pedirá al paciente que apoye la barbilla y la frente en el soporte de la lámpara, que funciona como un microscopio y ofrece una visión detallada de las estructuras del ojo. Esta exploración permite al oftalmólogo visualizar con exactitud las estructuras del ojo (córnea, iris, cristalino y vítreo) facilitando así el diagnostico de enfermedades como las cataratas o el glaucoma.

Tonometría

La tonómetría es un examen visual que mide la presión del globo ocular para determinar anormalidades que puedan indicar glaucoma u otras enfermedades oculares graves. Durante el transcurso de la prueba, el tonómetro se aproxima al ojo, contactando con la superficie de la córnea para pedir la presión del ojo en función de la fuerza aplicada sobre cierta área de esta.

Dependiendo del tipo de tonometría o equipo utilizado, puede ser necesaria la administración de gotas anestésicas.

Revisión oftalmológica en niños

Se recomienda realizar un examen visual en todos los niños una vez cumplan 3 años, aunque este debe realizarse antes si existen síntomas de problemas o molestias en él. La revisión oftalmológica en niños es esencial, ya que ayudar a detectar problemas de forma prematura que podrían interferir con su salud o su aprendizaje. Durante esta prueba se toman antecedentes médicos y familiares, y se evalúan aspectos visuales como la percepción del color, la visión tridimensional, la agudeza visual, y la visión coordinada de ambos ojos.

revisión oftalmológica en niños

Revisión oftalmológica en Murcia

Si estás buscando una clínica oftalmológica en Murcia que te permita realizarte una revisión oftalmológica en un entorno familiar y con un equipo de alto prestigio, puedes solicitar una cita con el Dr. González Costea, oftalmólogo de la Clínica González Costea. Contamos con un personal altamente cualificado en la detección y tratamiento de problemas visuales.

Somos un centro oftalmológico reconocido como una institución líder en la región de Murcia, ubicado en el centro de la ciudad, con la mejor tecnología del sector a tu disposición. Consulta nuestros precios de revisión oftalmológica rellenando el formulario de esta página o llamando al 968 23 78 79.