estrabismo en niños

El estrabismo -comúnmente conocido como bizqueo– es una alteración de la visión producida por la falta de alineación o paralelismo del eje visual de uno o ambos ojos. Esta afección impide que los ojos apunten a la misma dirección, por lo que se pierde el movimiento sincronizado y la capacidad de visión binocular.

Las causas del estrabismo son variadas y van desde el historial familiar hasta desórdenes que afectan la función cerebral (un ejemplo de esto serían los tumores).

Por regla general, suele aparecer a una etapa temprana, siendo común en la infancia, aunque también puede empezar a manifestarse a la edad adulta o con períodos de intermitencia.

Realizar un diagnóstico a tiempo no solo es necesario para determinar qué origina el problema ocular y corregirlo, sino también para evitar la pérdida de la visión y el
padecimiento de ojo vago, especialmente en los niños.

Causas del estrabismo ocular

Para entender las causas del estrabismo primero debemos comprender cómo funciona el movimiento ocular. El ojo es controlado por seis músculos que trabajan en conjunto para enfocarlo y alinearlo hacia un objetivo.

Este proceso se da en perfecta coordinación con la musculatura de su par. Es así cómo ambos ojos pueden dirigir su atención a un mismo lugar de forma inconsciente.
Gracias a este equilibrio, se puede percibir la realidad en tres dimensiones. Cuando uno de los ojos no está coordinado, se envían dos imágenes distintas al cerebro, produciendo así problemas en la visión del paciente.

tipos de estrabismo

En el caso del estrabismo en niños, como el cerebro no puede procesar dos imágenes diferentes, aprende a ignorar la de menor nitidez y refuerza la percepción visual del ojo sano. Es por eso que los pacientes infantiles pueden perder su capacidad de visión binocular y desarrollar ambliopía estrábica en el ojo desviado si no reciben tratamiento a tiempo. Cuando la alteración se manifiesta en la edad adulta, el cerebro ya no es capaz de ignorar la imagen deficiente y, como consecuencia, ve doble.

Entre las causas principales relacionadas con la aparición del estrabismo, se encuentran:

  • Desórdenes cerebrales, como hidrocefalia, prematuridad, síndrome de Down, tumores cerebrales y parálisis cerebral.
  • Un error refractivo originado por factores oftalmológicos, como la miopía, las cataratas congénitashipermetropía.
  • Sobrecarga cerebral por enfermedades, fiebres con altas temperaturas o un
    choque por estrés.
  • El componente genético, es decir, historial familiar de la enfermedad.
  • Accidente cerebrovascular o diabetes.

Síntomas de estrabismo

El signo principal del estrabismo es la pérdida de la alineación correcta de los ojos, incluso si es pequeña o imperceptible. La desviación puede darse en cualquier
dirección, siendo la convergente y divergente las más comunes.Y sus síntomas frecuentes, son:

  • Incapacidad de ver en tres dimensiones o percibir la profundidad
  • Pérdida de la visión, ojo vago o ambliopía en pacientes infantiles
  • Visión doble, predominante en pacientes adultos
  • Movimientos oculares sin coordinación

La sintomatología no siempre es permanente o muestra preferencia por un solo ojo. En algunas ocasiones, puede ser intermitente y manifestarse a partir de estados de estrés, nerviosismo o fatiga.

Tratamiento para corregir el estrabismo

Aunque existen diversos tratamientos para corregir el estrabismo, el más recomendado dependerá del origen de la desviación.

El uso de gafas puede curar algunos tipos de estrabismo, pero a veces será necesario un tratamiento de oclusión (parche en el ojo no desviado).

Cuando la corrección óptica y el tratamiento con parche no son efectivos, es posible que se necesite de una operación de estrabismo para relajar o reforzar los músculos que se encargan del movimiento ocular. Este procedimiento se lleva a cabo con anestesia local.

En el caso de aquellos pacientes que padecen estrabismo restrictivo, se podrá intentar mejorar la posición ocular pero no se podrá eliminar por completo la afección.