tres-generaciones-e1369737902501

La Clínica del Dr. González Costea abrió sus puertas en la Calle del Duque de Cartagena en 1928. Allí comenzó su actividad profesional Don José González Cervantes, tras regresar de sus estudios en la Universidad de Cádiz. Desde el principio estuvo decidido a aportar a su clínica un servicio de la máxima calidad pero, sobre todo, de un exquisito cuidado personal, de un trato humano y cercano, entendiendo que un médico no puede separar los problemas de salud del paciente de sus circunstancias. Esta filosofía de la medicina que Don José hizo posible en toda su trayectoria, inspiró decisivamente a sus hijos, que la han ido trasladando a las siguientes generaciones de oftalmólogos hasta la actualidad. La convicción de que la medicina es algo más que la simple curación de un daño físico y que las personas siempre deben ser el centro de la preocupación de un médico.

Desde siempre nuestra filosofía ha sido ofrecer una atención oftalmológica de gran calidad. Profesionalidad, honestidad y respeto son los valores que nos mueven cada día y que transmitimos con orgullo a nuestros sucesores y colaboradores. Pensamos que avalar nuestras clínicas con el apellido González Costea transmite confianza; es nuestra marca de calidad y queremos seguir manteniéndola y prestigiándola cada día.

Clínicas dotadas con los últimos avances tecnológicos, profesionales altamente cualificados y especializados, todo ello unido a un trato personal excelente nos hace ser diferentes. Nuestros objetivos son la salud y la satisfacción del paciente y nos importa todo lo que le afecta; escuchar sus necesidades y el diálogo nos ayudan lograr estas metas.

Experiencia, Tecnología y Profesionalidad