derrame ocular

La hemorragia subconjuntival o hiposfagma es un acúmulo de sangre subconjuntival, entre la esclerótica (capa de color blanco) y la conjuntiva (membrana transparente que lo cubre).

Se conoce coloquialmente como derrame ocular y es una de las afecciones oculares que más alarma provoca entre los pacientes por lo llamativo que resulta su aspecto.

El derrame en el ojo supone, por norma general, una pequeña rotura de los vasos y capilares sanguíneos que se alojan en la conjuntiva.

Es común que la hemorragia subconjuntival aparezca en casi todas las personas al menos una vez en la vida pero, es importante que si esta se presenta con mucha frecuencia, acudamos a una clínica oftalmológica para realizar una revisión ocular completa a fin de garantizar que no existan problemas subyacentes.

Hemorragia subconjuntival en niños:

Como ya hemos introducido, el derrame ocular suele ser una afección bastante frecuente. Y, aunque es mucho más común en adultos, a veces se puede dar en niños.

Así, en el caso de los niños hay que prestar una mayor atención, especialmente en etapas donde el ojo sigue en fase de formación. Además, es importante tener en cuenta que los más pequeños de la casa suelen ser más susceptibles a sufrir lesiones oculares.

Por este motivo, no hay que dejar de acudir al oftalmólogo para realizar una revisión oftalmológica ante la aparición de cualquier dolencia en ellos.

¿Cuales son las causas de la hemorragia subconjuntival?

La hemorragia subconjuntival es una de las patologías que se incluyen dentro de lo que conoce como ojo rojo.

Las causas que pueden provocar la rotura de los capilares sanguíneos del ojo pueden ser debidas a algún pequeño incremento de la presión arterial tras un golpe de tos, estornudo, o esfuerzo físico.

Cuando la hemorragia subconjuntival aparece con cierta frecuencia, se suele relacionar con otras causas. Éstas incluyen la diabetes mellitus, hipertensión arterial e ingesta de ciertos medicamentos, como ácido acetilsalicílico.

¿El derrame en los ojos está relacionado con el aumento de la presión arterial?

Sí, el aumento de la presión arterial puede ocasionarlo. En estos casos, la solución pasa por acudir al médico de familia y/o un cardiólogo porque es la señal de que la presión arterial no se encuentra controlada.

¿Qué tratamiento es el adecuado para los derrames oculares?

Habitualmente, el derrame tiende a cambiar de aspecto y crecer de tamaño al día siguiente de producirse, no obstante, en el transcurso de los días acaba absorbiéndose. Sin embargo, debemos tener en cuenta que en pacientes que toman anticoagulantes, puede durar más tiempo.

En casos en los que el sangrado sea más importante, la zona de la hemorragia puede estar algo sobreelevada y causar alguna molestia como escozor o sensación de cuerpo extraño. En estos pacientes, el oftalmólogo puede prescribir lágrimas artificiales lubricantes para aliviar la sintomatología.

Por lo tanto, aconsejamos una revisión oftalmológica para el diagnóstico y tratamiento de este y otros problemas.

CategoríasNoticias

© 2016 Clínica González Costea.

Pide Cita