metamorfopsia

La metamorfopsia consiste en una percepción alterada o distorsionada de los objetos presentes en el campo visual. Dicho padecimiento se produce debido al movimiento y mal posicionamiento de los fotorreceptores de la mácula, situación que crea una alteración en esta y en consecuencia se produce una percepción errónea del tamaño y forma de los objetos.

Las personas que padecen de metamorfopsia perciben las líneas rectas como onduladas o distorsionadas. De igual manera, otras líneas o siluetas de objetos también pueden distorsionarse significativamente.

La detección precoz de este tipo de problemas es clave en el pronóstico y tratamiento de los mismos. En la Clínica González Costea contamos con el mejor equipo y la última tecnología para diagnosticar los síntomas de la metamorfopsia con total garantía. ¡Consúltenos!

Causas de la metamorfopsia

  • Degeneración macular relacionada con la edad: esta enfermedad, también conocida bajo las siglas DMAE (degeneración macular asociada a la edad), es uno de los principales causantes de la metamorfopsia. Afecta a la retina en su zona central, deteriorando la agudeza visual y produciendo distorsiones en la profundidad y forma de los objetos. Esta dolencia suele presentarse en personas mayores de 50 años, sin embargo, también puede darse de forma prematura en pacientes que exponen su vista de forma continuada a elementos perjudiciales para la misma.
  • Edema macular diabético: la diabetes es una patología que afecta seriamente a la vista. En ocasiones, el exceso de glucosa en la sangre puede causar inflamación y alterar la mácula causando un edema. Aunque el edema macular es causante de diversas afecciones visuales, el porcentaje de pacientes cuya metamorfopsia tiene origen en este es bajo.
  • Obstrucción de vasos sanguíneos de la retina: diversas afecciones fuertes de origen cerebrovascular pueden causar obstrucción de los vasos sanguíneos en la retina y, en consecuencia, generar cierta distorsión en la percepción de las líneas y formas de los objeto, dando lugar a la metamorfopsia.
  • Uveítis: la uveítis es una inflamación poco común en la zona posterior del ojo que, en algunos casos, puede causar alteraciones en la percepción de líneas y formas.
  • Distrofias maculares: diversas enfermedades degenerativas durante su evolución y progreso pueden generar degeneración en la mácula y ocasionar alteraciones en el campo visual.
  • Otras enfermedades asociadas a la retina: la retina es la parte más importante en la recepción de imágenes y formas de los objetos, cualquier padecimiento asociado a ella puede causar alteraciones en la percepción de los objetos. Por tal motivo, diversos traumatismos, situaciones posoperatorias y patologías de la retina pueden causar la aparición de la metamorfopsia.

Diferentes tipos de metamorfopsia:

  • Dismegalopsias: se trata de una alteración donde la percepción del tamaño y profundidad del objeto se capta de forma errónea. Existen dos variantes de este tipo de alteración visual: si el paciente percibe el objeto con un tamaño inferior al real a la enfermedad se le llama micropsia. En cambio, si se visualiza el objeto con un tamaño superior al real a este se denomina macropsia.
  • Dismorfopsias: esta alteración ocasiona ondulaciones en la percepción de imágenes u objetos presentes en el campo visual. En ocasiones, no todos los objetos presentan alteraciones, puede que sea solo el estímulo donde se enfoque la vista.
  • Autometamorfopsia: es un tipo de metamorfopsia donde solo se percibe la silueta propia de forma errónea.
  • Metamorfopsia invertida: esta alteración visual no es muy común. En la metamorfopsia invertida se percibe las imágenes u objetos desde ángulos o posiciones irreales. En tal sentido, el paciente puede apreciar un objeto como si lo estuviese viendo desde la izquierda cuando en realidad lo está viendo desde su derecha. Aunque en otros casos el paciente también puede ver todos los objetos como si se encontrasen colgados hacia abajo.
metamorfopsia

© Journal of Neurology

Tratamiento para la metamorfopsia

Debido a que este padecimiento visual no es una patología específica, sino que representa un síntoma causado por una patología ocular, su tratamiento debe identificar primero las causas de la metamorfopsia para, posteriormente, tratar la enfermedad causante. En casos donde la alteración visual se origine por una enfermedad degenerativa de la retina o la mácula, dicha alteración no tendrá tratamiento, solo se proporcionará ayuda profesional para hacer más tolerable la enfermedad y mejorar la calidad de vida del paciente.

Desde la Clínica González Costea recomendamos realizar al menos una revisión oftalmológica al año. Si estás interesado o crees que puedes padecer metamorfopsia, puedes solicitar una consulta con nuestro equipo rellenando el formulario de esta página. Realizaremos un estudio exhaustivo de tu caso y trataremos de ofrecerte la mejor solución para la salud de tus ojos.

CategoríasNoticias, Sin categoría

© 2016 Clínica González Costea.

Pide Cita

Nombre (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Teléfono (requerido)

Mensaje