Cómo reducir el riesgo de sufrir degeneración macular asociada a la edad

risgo-sufrir-dmae

La degeneración macular asociada a la edad (DMAE) es la principal causa de pérdida severa de la visión en el mundo occidental en personas mayores de 65 años.

Y aunque los últimos años han estado marcados por una mejora significativa en la comprensión de las causas y el tratamiento de la DMAE, todavía es muy importante concienciar a la población para mejorar en su prevención.

Esta enfermedad causa lesiones en la zona central de la retina llamada mácula. Ésta es la responsable de la visión precisa, necesaria para leer, conducir o ver la televisión.

Ciertos factores aumentan el riesgo de sufrir degeneración macular asociada a la edad

Conocer el riesgo puede salvarnos la vista. Un factor de riesgo importante es no conocer nuestros antecedentes familiares. Es importante averiguar si nuestros familiares han tenido DMAE y debemos comentar a nuestro oftalmólogo si tenemos antecedentes de DMAE en la familia.

¿Estás en riesgo de desarrollar DMAE? Llámenos para una revisión completa de la vista si:

  • Tienes más de 60 años
  • Tienes antecedentes familiares de DMAE
  • Es fumador activo
  • Tiene sobrepeso u obesidad
  • Tiene una presión arterial alta

Tu oftalmólogo te recomendará los pasos para reducir el riesgo de pérdida de visión.

Reducir el riesgo de DMAE

Una forma efectiva de reducir el riesgo de sufrir de DMAE es dejar de fumar o no empezar nunca.

También es seguir una dieta saludable también puede hacer maravillas en nuestra salud ocular.

Sin embargo, no puedes controlar todos los riesgos. Por ejemplo, no puedes hacer nada con tu genética. Conocer el historial médico familiar y compartirlo con tu oftalmólogo es un paso importante para proteger tu visión.

Cómo reconocer los primeros síntomas de DMAE

Hay dos tipos de DMAE: húmeda y seca. La DMAE se denomina “seca” porque no hace que se escape líquido de los vasos sanguíneos del ojo, es el tipo más común.

Se debe al envejecimiento y adelgazamiento de los tejidos de la mácula y provoca alteraciones en el epitelio pigmentario (capa de células ubicadas en la parte exterior de la retina), que conducen a la destrucción de la mácula.

La forma húmeda causa la pérdida de visión de forma más rápida y severa. La DMAE húmeda puede provocar la pérdida permanente de la visión central . Su visión central es esencial para conducir, leer y reconocer los rostros.

La degeneración macular húmeda se produce al formarse vasos sanguíneos anormales (neovasos) en la parte posterior del ojo que dejan escapar fluido o sangre y que ocasionan visión borrosa en la parte central del campo visual.

Hay que tener cuidado con los síntomas de la DMAE húmeda, como:

  • pérdida de visión repentina y/o
  • distorsión repentina de la visión, como ver líneas “onduladas”.

Consulta a tu oftalmólogo de inmediato si se presentan estos síntomas. 

El diagnóstico temprano de la degeneración macular puede ayudar a salvar tu visión

Las nuevas investigaciones y los avances clínicos nos están ayudando a tratar mejor las formas seca y húmeda de la DMAE pero cuando antes diagnostiquemos la enfermedad mayores serán las posibilidades de éxito en el tratamiento.

Hay ciertos tratamientos que pueden potencialmente detener la pérdida de la visión o pueden restaurar algo de visión en personas con DMAE húmeda.

Pero lo más importantes es reducir la probabilidad de pérdida de la visión por degeneración macular asociada a la edad:

  • Conocer los factores de riesgo de DMAE,
  • Conocer su historial médico familiar , y
  • Mantener revisiones regulares con nuestro oftalmólogo
CategoríasOftalmología

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies