¿Qué es la Diplopía o Visión Doble? Tipos y Causas

diplopía visión doble

En circunstancias normales, nuestros dos ojos generan una sola imagen en tres dimensiones. Sin embargo, existen ciertos problemas visuales que hacen que se presente una alteración de la percepción conocida como diplopía o visión doble. Cuando esto sucede, los objetos se muestran como dos figuras superpuestas entre si, empeorando la capacidad visual del paciente.

La visión doble puede aparecer en uno o ambos ojos y puede tener múltiples causas, algunas más graves que otras. Independientemente de su origen, es necesario que ante su aparición se acuda a una revisión oftalmológica urgente con la intención de prevenir y tratar el problema subyacente, descartando posibles enfermedades oculares y defectos refractivos.

Si padeces diplopía, intermitente o continua, solicita una consulta en nuestra Clínica Oftalmológica de Murcia. Nuestro equipo realizará un estudio personalizado de tu caso a fin de determinar el mejor tratamiento para el cuidado de tu salud visual.

Características de la diplopía o visión doble

De acuerdo con la orientación de las imágenes duplicadas, puede tratarse de:

  • Diplopia horizontal. Se presentan una la derecha de la otra.
  • Diplopía vertical. Aparecen una encima de la otra.
  • Diplopía oblicua. Se producen en disposición diagonal.

Y dependiendo de si afecta a uno o ambos ojos, puede catalogarse como:

  • Diplopía monocular. Se identifica porque la alteración aparece sólo en uno de los ojos.
  • Diplopía binocular. Es diagnosticado de esta forma cuando el trastorno se corrige al cerrar cualquiera de los ojos.

Causas de la visión doble

Hace falta una estrecha colaboración entre ambos ojos para que nuestro sistema visual sea capaz de producir una sola imagen. En su composición, participa la córnea, el cristalino, ciertos músculos oculares, los nervios ópticos y el cerebro. La visión doble, tanto monocular como binocular, es el resultado de un mal funcionamiento de tales componentes.

A continuación, exponemos las causas más comunes de cada una:

Diplopía Monocular

  • Problemas de graduación del ojo afectado.
  • Cataratas, una enfermedad del cristalino que lo tornan opaco en lugar de transparente.
  • Afectación de la córnea (queratocono) o conjuntiva (pterigion).
  • Alteraciones en la retina.

Diplopía Binocular

  • Estrabismo, desviación de uno o ambos ojos de forma crónica u ocasional. Es más común en la infancia, aunque algunos adultos la padecen.
  • Parálisis de los nervios craneales que afecta el buen funcionamiento de los músculos oculares.
  • Problemas en el sistema nervioso central que alteran la correcta alineación de los ojos.
  • Miastenia gravis.
  • Enfermedad de la tiroides, una glándula cuyas hormonas controlan el ritmo de muchas actividades cotidianas del organismo.
  • Diabetes, un exceso de azúcar en la sangre que puede dañar los ojos.

Diagnóstico y tratamiento

Como hemos visto, la diplopía, más que una patología en sí misma, es un síntoma. Por consiguiente, es necesario que un especialista determine qué la está ocasionando en primer lugar. El oftalmólogo es el indicado para ello.

Diagnóstico

Cuando un paciente acude a consulta, el médico realizará una serie de pruebas que le permitirán hacer un diagnóstico certero. Las más habituales son:

  • Revisión de la motilidad ocular, es decir, del grado de coordinación de los movimientos del ojo. Este análisis tiene como objetivo identificar si algún músculo funciona de manera deficiente debido a parálisis o a una sobrecarga de trabajo.
  • Evaluaciones de la refracción.

Si el oftalmólogo considera que la diplopía tiene causas subyacentes que no están directamente relacionadas con un daño estructural en los ojos, podría solicitar ciertos análisis antes de emitir un diagnóstico. Estos pueden incluir:

  • Examen hormonal, con el fin de descartar enfermedades de la tiroides.
  • Pruebas para detectar infecciones o problemas en el sistema inmune.
  • Resonancia cerebral o tomografía por computadora para determinar si la disfunción visual está relacionada con un daño o una compresión en los nervios que llegan hasta el ojo.
  • Electromiograma, cuando hay indicios de que la visión doble se debe a una enfermedad muscular.

Tratamiento de la diplopía

Tras determinar las causas de la visión doble, el especialista estará en posición de prescribir un tratamiento. Que puede ser desde quirúrgico, uso de prismas, o únicamente con ejercicios oculomotores.

Además de visitar al oftalmólogo, hay circunstancias en las que el paciente tiene que acudir a otro especialista. Esto ocurre cuando el diagnóstico indica que la alteración de la vista se produjo a causa de hipotiroidismo, hipertiroidismo, diabetes o alguna enfermedad infecciosa, muscular y neuronal.

CategoríasSin categoría