Estrabismo en bebés: Causas y Tratamiento

estrabismo en bebés

Antes de enfrentarse a un caso de estrabismo es conveniente saber que se trata de un trastorno ocular en el cual los ojos se presentan desalineados. Este es uno de los problemas oculares que ocurren con más frecuencia en niños menores de tres años y resulta imposible su prevención. A pesar de esto, su detección a tiempo resulta esencial para potenciar la eficacia del tratamiento.

Esta detección comienza con la atenta observación de los padres que, ante cualquier sospecha, deberán comunicar su preocupación al oftalmólogo pediátrico. Mirar de frente al niño directamente a los ojos mientras él nos devuelve la mirada es la forma más básica de comprobar si ocurre algo preocupante en este sentido. También cabe reseñar como curiosidad, que muchos padres descubren por casualidad que sus bebés desvían la mirada gracias a la toma de fotografías con dispositivos móviles.

Sin embargo, esta no es la única forma ya que la actitud de los niños nos puede dar pistas de que algo está dificultando su visión. Es una señal de alarma cuando comprobamos que el pequeño adquiere posturas forzadas con la cabeza al mirar. En ocasiones, se puede detectar de forma repentina una desalineación brusca de los ojos o simplemente percibirse de forma sutil el desajuste ocular.

Tratamiento del estrabismo en bebés

Una vez detectado el trastorno es conveniente comenzar con el tratamiento lo antes posible para evitar que se prolongue y desarrolle innecesariamente. Cuanto antes se empiece a poner remedio mayor eficacia mostrará el tratamiento y más efectiva será la corrección del problema.

En función de las necesidades de cada uno de los pequeños y siempre bajo las indicaciones de un profesional especializado, el tratamiento para la corrección del estrabismo en bebés puede incluir distintos factores.

Será necesario el uso de gafas cuando la causa de la desalineación es un defecto en la refracción. En el momento en que el pequeño comienza a usar las lentes, el defecto se corrige o minimiza y el desajuste desaparece en muchos pacientes.

En casos de ojo vago o ambliopía el tratamiento consistirá en la potenciación de la visión del ojo afectado. Esto se realiza mediante la disposición de un parche que tapa el ojo sano.

Otro recurso para volver a alinear los ojos en algunos casos, es la inyección de toxina botulínica. Esta sustancia permite relajar la musculatura para conseguir que el ojo desalineado vuelva a su posición correcta.

Como último recurso, si las otras opciones menos invasivas no son suficientes, se puede aplicar cirugía. Este tratamiento se llevará a cabo en última instancia en los casos donde, tras el oportuno seguimiento, el estrabismo en el bebé persista.

La importancia de las revisiones oftalmológicas en los primeros meses de edad

Este trastorno tiene como consecuencia directa la visión alterada por parte del niño ya que le resultará imposible mirar un mismo objeto con ambos ojos al mismo tiempo.

De forma natural, el organismo tiende a corregir este error reduciendo la capacidad de visión del ojo desalineado. Es por esta razón que resulta tan importante la corrección temprana del problema mediante el tratamiento de estrabismo en bebés y su rápida detección a través de observación y revisiones oftalmológicas.
Si crees que tu bebé puede padecer estrabismo, puedes solicitar una consulta en nuestra clínica oftalmológica de Murcia. Nuestro equipo se encargará de realizar un estudio personalizado de su caso para ofrecerle las mejores soluciones para la salud de sus ojos.

CategoríasSin categoría