¿Qué es la midriasis o dilatación pupilar? Tipos y Causas

midriasis

La midriasis es una respuesta del organismo que genera la expansión de la pupila como reacción a la luz tenue para intensificar la agudeza visual. Este efecto es el opuesto a la miosis, que consiste en la contracción de la pupila cuando el ojo se expone a luz muy intensa.

La dilatación de la pupila es una reacción involuntaria que produce la distensión de los músculos radiales del iris para graduar la luz que entra hasta el globo ocular. Por el contrario, cuando se produce miosis, los músculos circulares del iris disminuyen su tamaño.

Hay causas no banales que pueden producir esta dilatación de las pupilas como por ejemplo el estado de ánimo. Cuando existe efusividad, entusiasmo, excitación, temor o nerviosismo la pupila tiende a aumentar su tamaño notoriamente.

Sin embargo, existen factores no ambientales y condiciones de salud que pueden desencadenar esta reacción ocular.

En Clínica Oftalmológica González Costea disponemos de la última tecnología del sector, así como de especialistas altamente cualificados capaces de identificar y tratar todo tipo de patologías oculares. Si tienes cualquier duda, puedes solicitar una consulta con nuestro equipo rellenando el formulario que encontrarás en esta página.

Tipos de midriasis

Midriasis fisiológica: Es la respuesta pupilar que se considera normal cuando alguien entra en un ambiente oscuro, ya que las pupilas necesitan adaptarse a la baja intensidad de la luz.

Midriasis unilateral benigna: es una patología poco común que se caracteriza por una evidente asimetría pupilar. Es decir, una pupila está dilatada y la otra se encuentra en su diámetro normal. Su aparición es episódica y está asociada con las fuertes migrañas o a un déficit parasimpático como una hiperactividad de los músculos del iris.

Midriasis bilateral: se evidencia como una extensión anormal de ambas pupilas, es causada generalmente por la ingesta de drogas, alcohol, alimentos dañados, presencia de parásitos en el intestino o enfermedades crónicas como meningitis, neurosifilis, epilepsia, catalepsia, entre otras afecciones craneales.

Midriasis Arreactiva: se caracteriza porque las pupilas aumentan su tamaño considerablemente pero no se contraen al percibir brillo o luz intensa. Sus causas más comunes son estados de daño cerebral como paros cardiorrespiratorios o estados de coma.

Causas de la dilatación pupilar por enfermedades

  • Daño cerebral: patologías como edema o tumor cerebral pueden provocar que la pupila se dilate, también puede derivarse de accidentes o hemorragias cerebrales.
  • Daño en el nervio trigémino: este es un nervio que permite la movilidad y funcionalidad de varias zonas del rostro. En los casos de traumatismo la pupila puede dilatarse sin volver a contraerse y además, ocasionar parálisis parcial de mandíbula.
  • Daños oculares: las patologías como isquemia del iris o desgarros derivados de golpes también pueden ocasionar efecto de pupilas dilatadas.

Tratamiento para la midriasis

El tratamiento más adecuado para este tipo de patología será decidido tras una evaluación exhaustiva por parte un de oftalmólogo especialista.

CategoríasSin categoría