La cirugía refractiva es un conjunto de técnicas quirúrgicas destinadas a corregir los defectos refractivos o de graduación  y eliminar el uso de elementos para la corrección óptica como gafas y lentillas.

Los defectos refractivos  se pueden corregir con gafas, lentes de contacto o cirugía.

La cirugía refractiva se puede llevar a cabo mediante el uso del LASER EXCIMER  para modificar el perfil de la cornea o implantando lentes intraoculares de diversos tipos.

La cirugía con laser Excimer consiste en la ablación, un  tallado muy preciso, del  tejido corneal adelgazando de manera permanente la misma y modificando su potencia dióptrica. En nuestra clínica practicamos esta técnica desde el año 1990, teniendo miles de pacientes intervenidos exitosamente durante estos 23 años de experiencia.

Para cualquier técnica de Láser Excimer, se realiza previamente un estudio minucioso, no sólo de la graduación, sino de la forma y función de todas las estructuras oculares. Para ello mediante complejos dispositivos de estudio por imagen, se realiza su mapa topográfico y de las distorsiones ópticas del ojo.

Características de la cirugía refractiva con láser:

• Es una cirugía extraocular e indolora, no se accede al interior del ojo.

• Es una cirugía ambulatoria, y permite que el paciente, una vez operado, pueda irse a su casa sin necesidad de ingreso hospitalario.

• Es una intervención muy rápida y precisa que apenas dura unos minutos.

• Se emplea anestesia tópica mediante un colirio anestésico.

Cirugía refractiva con lente intraocular:

Lentes Intraoculares Faquicas:

Para aquellos pacientes en los que esta contraindicada la cirugía laser, ya sea por alteraciones en la cornea, por espesor corneal insuficiente, por graduaciones excesivamente altas, etc. Existen una solución que consiste en implantar una lente intraocular detrás del iris y por delante del cristalino para corregir los defectos de graduación del paciente. Dentro de estas lentes destaca la conocida como ICL.

Características de la cirugía refractiva con lente faquica:

• Es una cirugía intraocular e indolora, se accede al interior del ojo por una mínima incisión que no requiere de sutura debido a su pequeño tamaño.

• Es una cirugía ambulatoria, y permite que el paciente, una vez operado, pueda irse a su casa sin necesidad de ingreso hospitalario.

• Es una intervención con mínimos riesgos en manos expertas .

• Se emplea anestesia tópica mediante un colirio anestésico.

• El implante de estas lentes será definitivo y permanente.

 

Lentes intraoculares pseudofaquicas:

Existen varios tipos de lentes pseudofaquicas, hay que escoger cuidadosamente junto con el cirujano la mejor para cada caso.

• Lente monofocal para compensar solo los defectos de lejos.

• Lente monofocal asociada al astigmatismo, para corregir tanto los defectos de lejos como el astigmatismo asociado.

• Lente multifocal que corrige los defectos para lejos y para cerca.

• Lente multifocal asociada al astigmatismo que corrige de lejos, de cerca y el astigmatismo asociado a estos defectos.

Las lentes multifocales pueden ser a su vez:

Refractivas: con varias zonas ópticas en la lente intraocular.

Difractivas apodizadas: con tramos difractivos graduales sobre el implante de la lente intraocular que crean una transición suave entre los puntos focales.

Acomodativas: con un punto focal, pero funcionan como si fuera una LIO multifocal al estar diseñadas con una articulación similar a la mecánica del cristalino y mediante la acción de los músculos del ojo, el único punto focal puede variar para enfocar objetos a diversas distancias.

Antes de tomar una decisión acerca del procedimiento quirúrgico habla con tu oftalmólogo de confianza para valorar las diferentes posibilidades disponibles para tu caso.