orzuelo chalazion

¿Te has despertado con un pequeño bulto en el párpado? No hay por qué alarmarse. Probablemente se trate de un orzuelo o un chalazión. Ambas afecciones corresponden con una protuberancia molesta que aparece en la zona de los párpados pero que por regla general, no suelen suponer ningún riesgo para tu salud, aunque es importante vigilarlas durante unos días.

¿Qué es un orzuelo y un chalazión? ¿En qué se diferencian?

Un orzuelo se puede presentar tanto en el párpado inferior como en el superior, al borde de ambos, y a menudo aparece como una pequeña inflamación causando enrojecimiento y cierta molestia, llegando a producir dolor. Por el contrario, el chalazión, a pesar de causar también enrojecimiento y molestia, no suele ser doloroso, Además, puede surgir en zonas más alejadas del borde del párpado.

En ocasiones resulta difícil diferenciar el orzuelo del chalazión, especialmente cuando el primero se desarrolla por debajo del párpado. Por ello, es importante acudir a un oftalmólogo si la afección persiste.

Asimismo, ambas protuberancias infecciosas son más comunes en niños y jóvenes, aunque también se pueden producir en adultos. La inflamación de las glándulas sebáceas en el borde del párpado y, en ocasiones, en la cara interna de este, provoca la aparición de estos granitos que con frecuencia se presentan asociados a los siguientes síntomas:

  • Molestia en el párpado.
  • Lagrimeo inusual.
  • Sensibilidad a la luz.
  • Inflamación y enrojecimiento del párpado.
  • Aparición de legañas.
  • Sensación de tener un cuerpo extraño en el interior del ojo.
  • Causas del orzuelo

Causas de un orzuelo o un chalazión

La aparición de estas inflamaciones protuberantes en el párpado suelen tener dos orígenes:

Bacteria estafilococos: es la causa más corriente. Una infección bacteriana como consecuencia de malos hábitos como dormir con la piel maquillada, tocarse los ojos con las manos sucias o no lavar las lentillas con el desinfectante adecuado. Precisamente por este motivo, la higiene facial y de las manos son una medida de prevención muy importante.

Blefaritis crónica: se conoce como blefaritis el proceso de inflamación de los párpados como consecuencia de la presencia de bacterias en la piel. Es una patología más frecuente en personas con los ojos secos, con caspa o con la piel grasa y provoca el enrojecimiento y la hinchazón de los párpados.

¿Cuándo acudir al oftalmólogo?

En la mayoría de los casos, y con independencia de cuáles hayan sido las causas del orzuelo o el chalazión, estos no revierten mayor gravedad. De hecho, comienzan a desaparecer solos en un par de días. No obstante, si pasados cuatro días no notas ninguna mejoría en el párpado, deberías consultar a tu oftalmólogo.

El problema principal es que la infección se podría trasladar a otras zonas de tu cara como la mejilla o ir a peor y provocarte una hinchazón mucho más notable y dolorosa que, por los síntomas a los que está asociada, dificultara incluso tu visión. No hay que olvidar que estos granitos contienen pus y, en caso de desarrollarse demasiado, sería necesaria la realización de una punción para extraerlo y combatir la infección.

Tratamiento para el orzuelo y el chalazión

Salvo que se haya producido alguna complicación, el tratamiento para el orzuelo y el chalazión es bastante sencillo. Lo primero que deberías tener en cuenta son algunas medidas de precaución:

  1. Lavarte las manos antes de manipular tus lentillas y desinfectarlas del modo adecuado.
  2. Mantener una buena higiene de las manos y las uñas y evitar tocarte los ojos.
  3. Desechar los maquillajes viejos, evitar compartir este tipo de productos y utensilios y desmaquillarte siempre antes de ir a dormir.
  4. Seguir las pautas de higiene adecuadas para el control de la blefaritis, si es que la padeces.

Por otro lado, y durante esos primero días en los que la inflamación del párpado sigue su curso, puedes aliviarla aplicando gasas esterilizadas húmedas y calientes sobre el ojo varias veces al día durante aproximadamente 10 minutos.

Si finalmente has tenido que visitar al oftalmólogo, es probable que este te recete alguna pomada ocular con antibiótico y la infección remita en unos días. Y si hiciera falta vaciar la protuberancia, recuerda que solo un especialista está capacitado para realizar esta intervención en consulta. No intentes nunca extirparla en casa y con el material inadecuado.

CategoríasSin categoría

© 2016 Clínica González Costea.

Pide Cita