¿Qué es una vitrectomía? Recuperación y Postoperatorio

vitrectomía

La vitrectomía es un procedimiento quirúrgico ocular utilizado como tratamiento de patologías oculares relativas a la retina y el humor vítreo.

¿En qué casos se recomienda la cirugía de vitrectomía?

Existen varias enfermedades o afecciones en las que su oftalmólogo puede recomendarle realizar esta cirugía. Las más comunes son:

  • Retinopatía diabética que presente sangrado o tejido cicatricial que esté afectando el gel vítreo o la retina que empeoren la visión del paciente.
  • Desprendimiento de retina. 
  • Alteración del perfil macular , son lesiones en la mácula (zona central de la retina) que deterioran la agudeza visual.
  • Endoftalmitis, infección en el ojo.
  • Problemas secundarios a una complicación de cirugía de catarata o lesiones oculares severas.

De esta forma el oftalmólogo especialista puede:

  1. Retirar la sangre o tejido cicatricial que desgarre o pliegue la retina.
  2. Reparar la separación o desprendimiento de la retina.
  3. Extraer cualquier tipo de cuerpo extraño que se haya podido quedar en el interior del ojo provocado por una lesión.

Preoperatorio de una vitrectomía

En el preoperatorio de la vitrectomía se lleva a cabo una revisión oftalmológica minuciosa para comprobar el estado concreto de los tejidos oculares. Además, en nuestra clínica se llevan a cabo pruebas complementarias como:

¿En qué consiste esta cirugía de vitrectomía?

Durante el desarrollo de una vitrectomía, el oftalmólogo quita una parte, e incluso la totalidad, del humor vítreo de la parte medial del ojo.

Para ello, el cirujano lleva a cabo tres incisiones, de menos de 1 mm, en la pared o esclera externa del globo ocular, por las que se accede a la cavidad vítrea y se introducen unos instrumentos con los que realizar la intervención.

Dichos instrumentos son una luz de fibra óptica, que es la encargada de iluminar la retina, una cánula de irrigación, que provoca el mantenimiento de la presión intraocular y, por último, un vitrectomo, capaz de cortar y extraer el vítreo.

En muchos casos, el cirujano inyecta gas dentro de la cavidad vítrea para favorecer la aproximación o acercamiento de la capa más superficial de la retina a las más profundas.

Esta operación se realiza con anestesia local y su duración varía entre una y dos horas, dependiendo del paciente y la patología. En ocasiones se combina con otros procesos paralelos, como pueden ser la cirugía de catarata.

¿Cómo es el postoperatorio de una vitrectomía? Recuperación

Tras la intervención, el médico oftalmólogo procede a ocluir el ojo intervenido. Este parche oclusivo del ojo es retirado, si todo marcha con normalidad, al día siguiente de la cirugía. Es habitual que el paciente sienta molestias de carácter leve tras la operación, por ejemplo, sensación de roce al parpadear, ojo rojo o hinchazón palpebral.

La recuperación de la vitrectomía es segura, aunque es necesario que durante las primeras semanas se eviten movimientos bruscos con la cabeza, así como la realización de ejercicio físico vigoroso.

Por último, es necesario tener en cuenta que la recuperación de la vitrectomía no es inmediata, por lo que los primeros resultados comienzan a apreciarse pasadas varias semanas.

Un control minucioso por parte de un oftalmólogo especialista en retina es esencial en el manejo y seguimiento de esta y otras cirugías.

CategoríasSin categoría