¿Qué es la quemosis conjuntival? Síntomas, causas y tratamiento

quemosis conjuntival

La quemosis conjuntival es una inflamación de la membrana mucosa del globo ocular debido a un fallo de la función protectora de la conjuntiva.

Nuestros globos oculares están expuestos constantemente a factores externos por lo que, en ocasiones, sufren el ataque de partículas de polvo, agua, champú o cualquier otro objeto extraño que atraviesa la capa externa del ojo y produce la quemosis conjuntival. Por lo general, la enfermedad afecta solo al pliegue del ojo aunque en algunos casos la inflamación puede llegar hasta la córnea, produciendo problemas visuales graves. Por eso, es muy importante realizar un tratamiento antiinflamatorio tan pronto como aparece la enfermedad.

¿Cuáles son las causas de la quemosis?

En la mayoría de los casos, la enfermedad se produce debido a una reacción alérgica, una lesión o un desequilibrio hormonal. Sin embargo, también existen otros factores que intervienen en el desarrollo de la patología como son los siguientes:

  • Efectos de los productos químicos en el globo ocular
  • Tumores de la parte periorbital del ojo
  • Perturbación del flujo de fluidos en la zona de la conjuntiva del ojo
  • Contacto con sustancias nocivas debido al trabajo
  • Intolerancia o hipersensibilidad a algunos medicamentos
  • Clima seco
  • Efectos del polvo en los órganos de la visión

En los casos más graves, pueden producirse complicaciones si un gran número de microorganismos patógenos se asienta en la superficie del globo ocular.

Síntomas de la quemosis

Los principales síntomas de la enfermedad son:

Diagnóstico

Es importante diagnosticar y tratar la enfermedad y no esperar que desaparezca por sí sola. En cuanto aparece un proceso inflamatorio en el ojo se debe consultar de inmediato al oftalmólogo. El médico tiene que conocer cuándo ha sentido el paciente los primeros síntomas y qué factores han podido causar la inflamación.

Mediante el examen del paciente, el médico puede apreciar el enrojecimiento en la esclerótica y en la parte interna de los párpados, así como detectar con facilidad la hinchazón del saco conjuntival y el aumento de las lágrimas.

Tratamiento de la quemosis conjuntival

La eficacia del tratamiento depende en gran medida del diagnóstico. Solo un examen completo y exhaustivo de los órganos de la visión ayudará a identificar las causas de la patología y a prescribir el tratamiento más adecuado. La enfermedad se trata mediante dos métodos principales: farmacológico o intervención quirúrgica.

Si la inflamación es leve puede tratarse en casa bajo la estricta supervisión de un médico. En el caso de que se desarrolle algún tipo de complicación, lo cual no suele ser frecuente, el paciente deberá ingresar en el hospital.

Como ya hemos mencionado, la quemosis no debe ignorarse. En el primer momento en que aparezcan molestias oculares hay que contactar con un oftalmólogo de inmediato. La prevención puede detener la enfermedad y evitar complicaciones. En particular, se debe acudir al médico si se experimenta una fuerte disminución de la visión, hinchazón en el párpado o secreción purulenta en el ojo.

Si crees que puedes padecer quemosis conjuntival, puedes solicitar una consulta en nuestra clínica oftalmológica de Murcia rellenando el formulario que encontrarás en esta página. Nuestro equipo se encargará de ofrecerte las mejores opciones para la salud de tus ojos.

CategoríasSin categoría