¿Qué es el desprendimiento de vítreo? Causas, Síntomas y Tratamiento

desprendimiento de vítreo

El humor vítreo ocupa la cavidad posterior del globo ocular (desde la parte posterior del cristalino hasta la retina). Se trata de una sustancia transparente que, envuelta por una película o membrana llamada hialoides, proporciona al ojo su forma esférica. Para lograr este cometido, normalmente mantiene una consistencia gelatinosa firme. Asombra por tanto que en su composición tenga un 99% de agua, y el restante 1% consista en una mezcla de proteínas, colágeno, sales y azúcares.

¿Qué es un desprendimiento de vítreo?

Por norma general, la corteza vítrea está en contacto con la retina con diversos grados de presión. Pero pueden darse diferentes circunstancias que propicien cambios en esa presión en algunas secciones del gel vítreo. Esto produciría una separación entre la retina, ubicada en la parte posterior de la cavidad ocular, y el humor vítreo.

A esta especie de contracción es a la que se le denomina desprendimiento de vítreo.

Causas de un desprendimiento de vítreo

El desgaste normal producto del avance en edad de las personas (Sínquisis vítrea), es la causa más común de desprendimiento de vítreo. Este problema se presenta principalmente en pacientes mayores de 55 años y ocurre cuando el vítreo, gel claro e incoloro, adopta una textura más líquida y adquiere movilidad, produciendo como consecuencia la separación entre la hialoides y la retina.

Esta especie de degeneración del vítreo puede aparecer también en pacientes con patologías como diabetes y miopías elevadas (agravándose en el caso de más de 6-8 dioptrías debido al alargamiento patológico del globo ocular).

Síntomas de un desprendimiento de vítreo

Cuando sucede un desprendimiento de vítreo, uno de los síntomas más comunes es la aparición de “moscas volantes” o miodesopsias, pudiendo presentarse en algunas ocasiones destellos de luz (fotopsias).

La percepción de “moscas volantes” puede ser debida a los cambios estructurales del gel vítreo pero también a la aparición de pequeños sangrados vítreos debido a la separación de la hialoides y la retina, o a que se haga visible la zona que une la hialoides con el nervio óptico (anillo de Weiss) a modo de opacidad.

Es importante destacar que el desprendimiento de vítreo no supone una patología en sí misma, sino que es un proceso fisiológico fruto del desarrollo natural del ojo. Sin embargo, esto no quiere decir que no precise de seguimiento oftalmológico. Los pacientes con cuerpos vítreos más degradados tienen mayor riesgo de desarrollar tracciones sobre la retina que pueden producir agujeros. Estos agujeros y/o desgarros dejan pasar líquido a través de ellos, lo que acaba dando lugar al desprendimiento de retina. Por este motivo, desde Clínica González Costea recomendamos acudir a un oftalmólogo ante cualquier sospecha.

Tratamiento de un desprendimiento de vítreo

Al margen de la aparición de moscas volantes, el desprendimiento de vítreo es generalmente inocuo y no requiere de tratamiento para desaparecer. En caso de que persistan molestias visuales, se podría llevar a cabo tratamiento quirúrquico con el fin de eliminar los flóculos vítreos.

En los pacientes que presentaran agujeros o desgarros retinianos secundarios al desprendimiento de vítreo, el tratamiento de elección se llevará a cabo con láser Argón siempre y cuando el diagnóstico se haya realizado a tiempo.

De producirse un desprendimiento de retina, el tratamiento quirúrgico se debería llevar a cabo de forma urgente.

CategoríasSin categoría